18 Mar, 2011

AUTONOMOS: UNA LUCHA SINDICAL

 

CCOO ha presentado dos guías dirigidas a los trabajadores y trabajadoras Autónomos y de la Economía Social y Solidaria, eligiendo Madrid como lugar donde organizar esa primera presentación, que posteriormente se realizará en otras Comunidades Autónomas.

Los trabajadores autónomos y de la economía social, sean cooperativas, o sociedades laborales se han visto abocados, en muchos casos, a constituir un proyecto colectivo de economía social, o un proyecto individual de trabajo autónomo, como consecuencia de la desaparición de la empresa donde trabajaban, o a causa de decisiones empresariales de externalizar determinadas actividades, obligando, de hecho, a los trabajadores y trabajadoras a optar entre el paro, la constitución de una empresa, o darse de alta como autónomos.

Hay en Madrid unos 3 millones de autónomos, cerca de 250.000 en Madrid. En la mayoría de los casos, dos de cada tres, son personas que no tienen otros trabajadores asalariados a su cargo. Además trabajan en todo tipo de sectores económicos. Los más conocidos son, sin duda, los transportistas. Pero no podemos obviar el importante número de autónomos de la construcción. O muchos de los profesionales que trabajan en formación profesional no reglada, ocio y cultura, medios de comunicación, periodistas y cámaras. Están en todos los sectores y en las más variadas actividades económicas.

Son personas que se sienten excluidas de las relaciones laborales de las empresas para las que trabajan. Se agudiza así su sensación de individualización, de aislamiento. En una muestra de orgullo y reivindicación de su autoestima, el autónomo quiere pensar que no necesita a nadie, pero traslada siempre que nadie se ocupa de él. Al tiempo que, en todo momento, siente que su soledad y abandono produce una escasa protección social. El trabajador y trabajadora autónomo terminan por no reconocerse como empresarios, ni como trabajador, ni como autónomo.

El autónomo, mayoritariamente, no se reconoce en las organizaciones empresariales, sindicales, ni tan siquiera en las organizaciones de autónomo.

Sin embargo, el trabajador autónomo, es parte de los trabajadores y trabajadoras. CCOO queremos representar, afiliar, organizar a los trabajadores autónomos. Especialmente a los que carecen de empleados a su cargo y aquellos que dependen de una empresa en la mayor parte de su actividad económica.

Organizar y afiliar a trabajadores de la economía social y autónomos es algo que siempre hemos hecho, pero que, en tiempos de crisis tenemos que reforzar e intensificar.

Por eso, la defensa sindical del trabajador autónomo, la reforzamos con acceso a formación profesional. A asesoramiento jurídico, económico, mercantil, fiscal, o en materias importantes como la salud laboral, teniendo en cuenta el riesgo al que se ven sometidos los autónomos en el ejercicio de su actividad.

En tiempos duros es cuando hay que fortalecer los instrumentos sindicales capaces de proteger a los trabajadores y trabajadoras más vulnerables por la crisis. Organizar, afiliar, informar, formar, asesorar, defender a los autónomos, es esencial en un sindicato como CCOO.

Francisco Javier López Martín

Deja una respuesta

Mensaje:

Categorías