28 Jul, 2020

Educación modo pandemia

Creí que estos meses de extraño confinamiento iban a dar de sí para repensar algunas cosas. Así lo afirmaban algunos tertulianos (no pocas tertulianas también), los numerosos supuestos expertos asiduos en todas las cadenas televisivas. Vamos a aprender, vamos a ser de otra manera, el mundo ya no va a aser el mismo. Pero ha acabado el estado de alerta, alarma, excepción y confinamiento para que todo pretenda volver a su ser.

Los mismos tertulianos ultraliberales (y no pocos de los otros) que nos dejaron la sanidad pública (y los servicios públicos en general) como unos zorros, famélicos, incapaces de contener los terribles efectos de la pandemia, han vuelto a la cantinela sempiterna de la recuperación de la confianza, la vuelta a la senda del crecimiento y las bajadas de impuestos para promover la inversión y el retorno del consumo.

No hemos repensado nada y cada cual pretende volver a las andadas allí donde las había dejado. Se me ocurre que una de las cosas que deberíamos repensar y fortalecer (además de la sanidad, claro), sería la educación. Nadie va a ofrecer viajes gratis, ni considerar héroes tipo Princesa de Asturias,  a esos profesionales de la docencia que han tenido que reinventar la enseñanza y reinventarse a sí mismos, para seguir dando clases con sus propios ordenadores, inventando programas educativos  y aprendiendo a enseñar olvidando lo aprendiendo. No serán considerados héroes, pero sí han sido revolucionarios, partisanos, innovadores de los de verdad.

Y ahora toca que nuestros gobernantes demuestren que han aprendido también algo. La enseñanza, incluso en las peores condiciones ha seguido funcionando como herramienta de distribución de igualdad de oportunidades, pero también ha demostrado que hay mucho que mejorar y son los gobiernos los que tienen que poner los medios para preservar la salud y asegurar la educación.

Leo que en Andalucía van a contratar cercad de 6500 profesores más para poder desdoblar clases en el próximo curso escolar, pero me asombra que Madrid haga lo contrario, sin contratar más personal, ni establecer desdobles y salvando la imagen a base de que las alumnas y los alumnos, dejen de ir algún que otro día a clase y trabajen en casa. No hablan de teletrabajo, ni de aprendizaje o formación online, que se queden en casa y hagan algo por allí.

Para hacer formación no presencial habría que dotar de equipos informáticos, tablets, wifi libre, aplicaciones educativas, nuevos sistemas de evaluación al servicio de todos los alumnos y alumnas, para que la igualdad sea efectiva. De lo contrario dejar a los chavales en casa algunos días es una nueva discriminación que fortalecerá la desigualdad a base hacer más grande la brecha digital. Y hay que hacerlo desde los niveles básicos y obligatorios hasta la universidad. No toda la enseñanza tiene que ser necesariamente presencial (lo hemos aprendido con la pandemia), pero toda enseñanza debe reunir unas condiciones de calidad y ser capaz de generar igualdad y libertad.

No entiendo tampoco que cuando el gobierno regional de Madrid es partidario de rebajar los impuestos (todas las rebajas de impuestos benefician siempre a los que más tienen) se niegue a la reducción (no digo ya a la suspensión por un año) de las tasas y precios públicos de matrículas. Madrid es una de las comunidades con precios universitarios más altos (junto a Cataluña y Euskadi). España es el quinto país de Europa con precios universitarios más caros. Son cada vez más los países que convierten su enseñanza superior en gratuita (lo llaman inversión). Las familias más desfavorecidas volverán a ver cómo las puertas se cierran cuando se trata de promoción a través de los estudios.

Invertir, dicen, confianza, crecimiento. Me gustaría ver cómo se aplica a la educación en forma de más medios, recursos, personal, formación, adaptación a las nuevas tecnologías. Me gustaría verlo porque significaría que algo hemos aprendido de la pandemia. Al menos algo tan sencillo como que hay que financiar la educación porque nos hace más libres, más iguales, más humanos, incluso en las peores condiciones.

Deja una respuesta

Mensaje:

Categorías