22 Feb, 2011

MADRID, TENEMOS UN PROBLEMA: EL EMPLEO

 

CCOO somos sindicato, sindicato de clase, de personas de clase trabajadora.  Nuestra razón de ser es el empleo, el trabajo, la defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras y los valores del trabajo.

El objetivo central para nosotros es, por tanto, el empleo.  El empleo nos permite acceder a rentas salariales, mientras trabajamos.  Cuando perdemos el trabajo, nos permite cobrar prestaciones por desempleo.  Cuando el periodo de prestaciones se acaba, el empleo nos permite cobrar subsidios, o ayudas a los desempleados que han perdido prestaciones por desempleo.

El empleo nos permite cobrar una pensión contributiva de la Seguridad Social.  La protección social que hoy tenemos, la educación, la sanidad, los servicios sociales, la atención a la dependencia, son derechos que nacen del empleo, del trabajo, de la reivindicación permanente de un salario diferido, de un salario social, que percibimos en forma de políticas públicas.  Son logros del sindicalismo de clase, por más que algunos se empeñen en presentarlos como regalos del neoconservadurismo rampante.  Yo te lo doy, yo te lo quito.

Sin empleo no hay rentas del trabajo, no hay salario, no hay protección por desempleo, no hay pensión.  No hay derechos sociales a la educación, la sanidad, o la dependencia.  Con un empleo basura, temporal y precario como e que crean los empresarios españoles, están condenando a millones de personas, jóvenes y mujeres, especialmente, a unas pensiones de miseria.  Porque las pensiones son efecto, resultado y consecuencia del empleo.  Si hay empleo, si los salarios son decentes y el contrato es estable, habrá pensiones decentes.  En caso contrario, no hay reforma de pensiones que pueda asegurar una pensión digna.

Por eso, tras el acuerdo social y económico, que asegura el sistema público de pensiones y recupera la ayuda a las personas desempleadas, hay que abordar el problema real de este país.  Una economía de casino que crea empleo basura.

Cambiar el modelo económico y el empleo es la calve.  No hay otra.  Fortalecer la negociación colectiva.  Combatir la Reforma Laboral que abarata y facilita el despido.  Defender los derechos laborales y sociales.

Vamos a una pela larga, dura.  A un conflicto no resuelto, que tiene un problema central.  O salimos de la crisis con empleo, o salimos con la miseria de los contratos precarios y una sociedad debilitada.

Francisco Javier López Martín

Deja una respuesta

Mensaje:

Categorías